tecnología

15 Octubre, 2019

¿Cuánto falta para que llegue el coche autónomo?

Si se desea ver un vehículo circular sin conductor, no es necesario desempolvar el VHS para ver un episodio de El Coche Fantástico. Basta con encontrar un vuelo barato a Gotemburgo (Suecia) y darse un paseo por el puerto. Allí, una especie de coche deportivo tira de un remolque para mover contenedores. No hay nadie tras el volante: se trata de un nuevo concepto de camión autónomo que ya ensaya Volvo en entorno real. En realidad, son muchas las pruebas que se realizan con automóviles autónomos de nivel 5 —es decir, los que no necesitan la intervención de un humano para circular— en todo el mundo. Incluso Google ha anunciado ya la construcción de la primera fábrica que se dedicará a producir coches totalmente automatizados de manera masiva. La tecnología en los vehículos está ya lista para el nivel 5 de la conducción autónoma, el máximo de los seis que marca la Sociedad de Ingenieros de la Automoción (SAE). Un ejército de sensores, centralitas, software y sistemas de intercambio de datos a bordo lo hacen posible. Si los automóviles están ya preparados para dejarnos viajar en su interior leyendo el periódico en lugar de conduciéndolos, ¿por qué todavía seguimos aferrados al volante? La respuesta hay que buscarla fuera: ni las infraestructuras ni la legislación están adaptadas todavía para que estos coches tan inteligentes puedan circular sin supervisión. Eso sí, todo apunta a que no tardarán en estarlo.Uno de los principales escollos que se encuentra el coche autónomo para convertirse en un habitual de las carreteras tiene que ver con la transmisión de datos. Para que un vehículo pueda circular solo de manera segura, tiene que comunicarse con su entorno. Percibir si hay algún obstáculo para poderlo esquivar. Saber si las condiciones meteorológicas son complicadas para calcular otra ruta. Incluso si puede acudir al taller más próximo en caso de detectar alguna avería. Todo esto solo es posible si el vehículo emite y recibe información de ese entorno que lo rodea. Los coches autónomos tienen que comunicarse con otros vehículos, usuarios de la vía e incluso con infraestructuras como el mismo asfalto o los semáforos. Manejar semejante cantidad de datos y hacerlo a la velocidad necesaria para que el vehículo reaccione a tiempo es muy complicado con la tecnología actual. Sin embargo, la llegada de las redes 5G puede solucionar este problema. De hecho, la tecnología 5G es la que permitirá desarrollar un proyecto piloto en Barcelona liderado por Telefónica y Seat que actuará como primer paso para una conducción cooperativa y autónoma en la ciudad. Esto será posible gracias a dos características de la tecnología 5G: su baja latencia, que permite a los vehículos recibir y enviar información instantáneamente, y la posibilidad de aplicar la edge computing, una tecnología relacionada con el internet de las cosas (IoT) que permite analizar datos locales en tiempo real. Todo esto, unido a la gran capacidad de transmisión de datos que ofrece el 5G gracias a su ancho de banda, significa que esta tecnología puede ser la pieza que faltaba para hacer que coches, infraestructuras y otros usuarios de la vía se comuniquen y que lo hagan de manera eficaz. De esta manera, una cámara de un semáforo puede avisar a los vehículos de que hay un atasco y deben evitarlo. También las ambulancias podrán avisar de su presencia varias calles antes de encontrarse con un automóvil, para que este pueda tomar la decisión más adecuada sobre su ruta. Incluso sensores instalados en las autovías podrán alertar a los automóviles de que el asfalto se está helando kilómetros antes de su llegada. Además, el smartphone o los dispositivos wearable de peatones y ciclistas alertarán de su presencia en el futuro para evitar atropellos.Es posible que la llegada del 5G precipite la llegada de los coches totalmente autónomos a las calles. Sin embargo, no parece que esto sea posible antes de 2030. Al menos así lo estima el grupo GEAR 2030, que integran expertos de la industria, la investigación e instituciones públicas. Será en esa década, afirman, cuando se producirá el desarrollo pleno del coche totalmente autónomo. De hecho, ha elaborado una serie de recomendaciones para asegurarse de que el entorno necesario para su circulación, tanto a nivel público como legislativo, esté listo para entonces. Una de las razones tiene que ver con la adaptación de la legislación a la nueva realidad del coche conectado. Y no es tan sencillo como hacer un par de cambios en la Ley de Seguridad Vial. En este sentido, los juristas se enfrentan ya a cuestiones como la categoría jurídica de los robots, los niveles de autonomía que coexisten, el concepto de responsabilidad civil en estos casos, quién debe indemnizar por daños en caso de accidente o cómo enfrentarse a un producto defectuoso. Mientras, los coches autónomos de distintos niveles coexistirán en las carreteras. Así, se espera que el 99% de los coches que se vendan en 2035 tenga características de conducción autónoma de nivel 3 (automatización parcial) o 4 (alta automatización). Esto planteará una mayor complejidad a la hora de decir adiós al volante de manera definitiva. La razón es que vehículos con humanos dentro tomando decisiones y otros que circulan prácticamente por sí solos coincidirán en una misma calle. Si hay algún problema, ¿quién asumirá la culpa?, ¿cómo procesará la situación el automóvil totalmente automatizado? Son cuestiones muy complejas a las que tecnología y legislación deberán dar una respuesta.

INNOVACIÓN
09 Octubre, 2019

HUUB y Seacliq, empresas portuguesas ganadoras de los Premios EmprendedorXXI

HUBB y Seacliq son dos de las empresas portuguesas que se presentaron a la 21.ª edición de los Premios EmprendedorXXI. Ambas resultaron vencedoras en la categoría sectorial. HUUB, con plataforma logística integrada y completamente dedicada a la industria de la moda, ganó en el sector Commerce Tech. Seacliq, reconocida en el ámbito Agro Tech, ha creado una plataforma electrónica basada en blockchain para la primera venta de pescado.   Una plataforma integrada para gestionar la cadena de suministro en la industria de la moda ¿Cómo y cuándo surgió la idea de crear HUUB? Todos los integrantes de HUUB hemos tenido contacto, de una forma o de otra, con los dos ejes elementales que han gobernado el proyecto desde su concepción: el comercio minorista y la logística. Y todos éramos conscientes de las ineficiencias existentes, especialmente en los procesos de internacionalización del negocio, incluso en los grandes grupos nacionales. Sabíamos que la tecnología sería el tercer gran eje que resolvería este problema: así surgió la idea de crear un negocio basado en una plataforma con capacidad para gestionar la totalidad de la cadena de suministro de marcas de moda con el objetivo de alcanzar la máxima eficiencia. ¿En qué consiste exactamente? HUUB es un acelerador de marcas de moda. En la era global, HUUB se posiciona en el centro de un ecosistema dinámico, la cadena de suministro de todos sus clientes y socios, con un objetivo claro: hacer crecer el negocio de todos. Por ello desarrollamos una plataforma logística integrada y completamente dedicada a la industria de la moda llamada Spoke. Spoke realiza la gestión de la cadena de extremo a extremo, desde los proveedores hasta el cliente final ─ya sea B2B o B2C─ en más de 120 mercados, siempre con total visibilidad de los procesos y las interacciones. La ventaja competitiva reside en la agregación de múltiples servicios en un único punto y en una simplificación de la tarificación inspirada en el modelo SaaS (Software as a Service), lo que garantiza una previsibilidad y gestión total que, a su vez, permite a los clientes centrarse en lo que consideramos lo esencial: el diseño y las ventas. ¿Cómo puede ayudar la plataforma Spoke a la industria de la moda en Portugal? Tenemos un vínculo muy estrecho con la industria de la moda en Portugal, especialmente con el tejido productivo nacional que alimenta este sector, que es de los más lucrativos en todo el mundo. Ya nos beneficiamos directamente con clientes por el hecho de que producen en nuestro país, pero también hemos conseguido que algunos clientes empiecen a producir aquí, a pesar de que no es nuestro core. Esta es una vertiente de beneficio directo, pero si nos fijamos en toda la digitalización que la plataforma aporta a la industria, creemos que el sector de la moda puede beneficiarse mucho de un proyecto como el nuestro. ¿Cómo conseguisteis llegar a las marcas internacionales y atraerlas a vuestra cartera de clientes? Fue un proceso absolutamente natural porque, en realidad, HUUB empezó precisamente con una marca alemana. La necesidad y la ventaja competitiva de estas marcas reside en el hecho de que producen en nuestro país. Hoy tenemos marcas de 18 países, por lo que en nuestra empresa, en lo que se refiere a las marcas, los centros de producción o los mercados de distribución, somos verdaderamente agnósticos con respecto a la geografía. ¿Habéis pensado en aplicar vuestra plataforma a otros sectores de la industria? Creemos que el sector de la moda tiene una masa crítica, un potencial de negocio y una complejidad que nos ocupa en todos los parámetros. Sin embargo, sabemos una cosa: si estamos preparados para trabajar en la logística de esta industria, estamos preparados para muchas otras, porque las exigencias y la complejidad del universo de la moda son muy elevadas. ¿Qué consejos daríais a otros emprendedores que quieran iniciar su propia aventura empresarial? Sea cual sea la idea, el producto o el servicio, se trata siempre de un negocio. Y no hay negocio activo que no sobreviva a lo que llamamos el test del mercado. Vemos muchas startups completamente obcecadas con inversores y no tenemos dudas de que son muy importantes, como lo han sido para nosotros. Pero, por encima de todo, la idea tiene que tener la aceptación del mercado que se pretenda alcanzar. No puede empezarse la casa por el tejado.La Lonja Digital: tecnología al servicio del sector pesquero para rentabilizar el negocio ¿Cómo nació Seacliq y por qué se centró en el sector de la pesca? Seacliq es una subsidiaria de Bitcliq, compañía especializada en el desarrollo del nicho de mercado de la Lonja Digital. Bitcliq es una empresa que surgió con un espectro de actuación un poco más amplio, el desarrollo de proyectos para la industria. Pronto le surgió un desafío para el sector pesquero: ayudar a una flota de pesca industrial con sede en Ghana, en África. Seacliq nació a partir del reto de crear una plataforma tecnológica que le ayudase a gestionar todas las operaciones. El objetivo era conocer los gastos asociados a todas las embarcaciones para poder establecer un precio justo y que fuese rentable. ¿Cómo "descubrió" Seacliq ese cliente? Fue una coincidencia. Un viejo contacto me presentó el reto y el timing fue perfecto. Este era "el proyecto" que Seacliq estaba buscando, no solo para obtener nombre e impulso internacional, sino también y, principalmente, para tener la oportunidad de crear soluciones diferenciadoras. Un año después, la solución se había implementado, con éxito, en los barcos del que era el mayor procesador mundial de atún. A partir de esa fecha, la empresa conseguía hacer la gestión en tiempo real, y permitía conocer no solo lo que se había pescado, sino también el valor de cada tonelada de pescado. ¿En qué consistió la solución? Creamos un software que los barcos pudieran usar fácilmente para recoger datos de los sensores y de los propios usuarios ─los miembros de la tripulación. El objetivo era presentar la información de forma organizada, transmitirla por satélite de forma optimizada para no disparar los costes de comunicación, recopilarla en la nube y realizar los análisis necesarios para dar los indicadores en tiempo real. Tras el éxito de la gestión operativa, que fue el primer paso, nuestros clientes comenzaron a ver el potencial de empezar a trabajar la vertiente de la trazabilidad y la cuestión de la sostenibilidad en el sector. De pronto, teníamos una herramienta que, además de permitir al gestor tomar decisiones, posibilitaba que el comprador dispusiera de información sobre el pescado que estaba comprando. ¿Cómo surgió la "Lonja Digital"? En 2017, tuvimos la oportunidad de participar en un encuentro mundial para debatir el futuro de las comunicaciones por satélite. Pero había una condición: teníamos que producir un vídeo que mostrara la aplicación de la tecnología para presentarlo en la conferencia. La proximidad del evento nos llevó a buscar la posibilidad de implementar nuestro negocio en Portugal, en detrimento de África o Asia, donde teníamos los proyectos. Esto fue el principio de la Lonja Digital, sin serlo todavía. ¿Detectasteis entonces una oportunidad de crecimiento? Sí. Empezamos a preguntar a los pescadores si ellos veían alguna ventaja en tener una herramienta de gestión operativa. Sin embargo, lo que ellos realmente necesitaban eran nuevas formas de realizar la venta del pescado, porque la subasta tradicional no terminaba de encajar con sus necesidades. Y nosotros pensamos que esta podría ser una oportunidad de aplicar la tecnología en una vertiente de la comercialización. Nos dimos cuenta de que, además de la trazabilidad y de la gestión, podíamos disponer de un mercado que relacionara compradores y vendedores en este contexto. En Portugal hay dos formas de venta de pescado: la subasta o el contrato. Lo que nosotros ofrecíamos era lo mejor de ambos mundos: un contrato dinámico. ¿Este contrato se realiza cuando el barco aún está en alta mar? Gracias al contrato dinámico, conseguimos anticipar la venta incluso hasta la madrugada. En cuanto el barco captura pesca, puede ponerla a la venta de inmediato: se notifica a los compradores y la venta puede realizarse antes de que la embarcación llegue a tierra. Esto también es beneficioso para el armador, ya que es él quien define el precio. Si el barco no ha vendido el producto de forma anticipada, tiene la subasta tradicional como segundo recurso. Lo que acabamos creando fue un marketplace que une oferta y demanda en tiempo real, adelanta el periodo de transacción con respecto a lo que es tradicional y ofrece toda la información de trazabilidad del producto.

CORPORATIVO
23 Julio, 2019

“Al detectar el evento isquémico de forma precoz, se podrá evitar el daño irreversible del corazón”

Judit Cubedo, CEO de GlyCardial, empresa ganadora de los Premios EmprendedorXXI en Cataluña.“Es imprescindible dar el salto a la empresa para conseguir la financiación necesaria y convertir los descubrimientos que se hacen en el laboratorio en un producto que pueda llegar al mercado y salvar vidas.”GlyCardial ha desarrollado el primer test para la detección precoz de la isquemia cardíaca, basado en la identificación en sangre de una proteína llamada Apo J glicosilada. La doctora Judit Cubedo, fundadora y CEO de la empresa, fue una de sus descubridoras junto con el equipo del Hospital de Sant Pau de Barcelona dirigido por la doctora Lina Badimon. Una tesis doctoral se ha materializado en una herramienta que puede cambiar la vida de muchos pacientes en todo el mundo.¿Qué ha supuesto para vuestro proyecto resultar ganadores de uno de los Premios EmprendedorXXI? Recibir un reconocimiento con tanto nombre como el que viene asociado a los Premios EmprendedorXXI, con una entidad como CaixaBank detrás, de alguna forma otorga un sello de calidad a nuestra empresa, dado que reconoce y valida el posible impacto que esta podría tener en la sociedad. El networking que se genera alrededor de los premios es, sin duda alguna, uno de sus puntos fuertes. Tanto en la fase territorial como en la sectorial tienes la oportunidad de interactuar con diferentes stakeholders que te ofrecen un feedback muy valioso de tu proyecto. ¿Cuál es la causa que provoca la “isquemia cardíaca” y cómo afecta a los pacientes? La isquemia cardíaca se da cuando hay una falta de riego sanguíneo en el corazón por la obstrucción de un vaso sanguíneo, ya sea por la presencia de un coágulo o por una disfunción. Actualmente, las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte a nivel mundial. La isquémica cardíaca es la emergencia cardíaca más común: causó 10 millones de muertes a nivel mundial en 2016. ¿Qué problemas comporta que su detección solo sea posible cuando sus efectos son ya irreversibles para el paciente? Actualmente, esta dolencia solo se puede detectar cuando el daño en el corazón ya es irreversible, es decir, cuando parte del tejido cardíaco ya ha muerto. Cuando esto ocurre, las probabilidades de sufrir un peor pronóstico (eventos recurrentes, mortalidad o desarrollo de insuficiencia cardíaca) aumentan drásticamente. ¿Cuáles son los marcadores que ha identificado vuestro equipo para detectarla de forma precoz y cómo funcionan? El biomarcador que identificamos es la proteína “Apo J glicosilada”. En un estudio de investigación iniciado hace años detectamos que, en la fase temprana de la isquemia, y antes de que se produzca un daño irreversible en el tejido cardíaco, había un cambio en los niveles de esta proteína en la sangre. ¿En qué consiste el test de detección precoz que habéis desarrollado? El test que hemos desarrollado y estamos validando se basa en un inmunoensayo que podría ser utilizado en cualquier laboratorio centralizado de los hospitales. Debido a las propiedades de nuestro biomarcador, este test será compatible con diferentes plataformas que se utilizan actualmente en la práctica clínica.¿Qué se consigue evitar con este diagnóstico precoz? Al detectar el evento isquémico de forma precoz, se podría tratar al paciente antes de que se produzca el daño irreversible del corazón, por lo que se reduciría la aparición de complicaciones posteriores y, por tanto, el impacto de la enfermedad en la vida de los pacientes. Vuestro método de detección precoz también determina la probabilidad de futura reincidencia en los pacientes que ya han sufrido esta afección. ¿De qué modo se consigue y en qué ayudará este conocimiento al bienestar de los pacientes? Estudios previos que hemos llevado a cabo han demostrado que aquellos pacientes que tienen cambios más marcados en la “Apo J-Glyc” tienen más probabilidades de sufrir eventos recurrentes e incluso mortalidad, por lo que serviría también para evaluar el pronóstico de los pacientes tras sufrir un primer evento. Este hecho es de vital importancia, ya que nos permitiría identificar a los pacientes de alto riesgo y llevar a cabo un tratamiento más dirigido con el fin de mejorar su pronóstico. ¿Creéis que vuestro método de detección se podrá aplicar también a otras enfermedades en un futuro? En paralelo a nuestra principal línea de desarrollo, que es el diagnóstico de la isquemia cardíaca, estamos avanzando en líneas de investigación adicionales con el fin de identificar otras posibles aplicaciones de nuestro biomarcador. ¿Cuántos años de investigación y desarrollo ha requerido este descubrimiento? Este proyecto, que fue parte de mi tesis doctoral y empezó hace más de 12 años en el Hospital Sant Pau, dirigido por la doctora Lina Badimon, directora científica de la empresa y líder del área cardiovascular, estaba enfocado a descubrir nuevos biomarcadores de isquemia. A medida que fuimos avanzando, fuimos tomando consciencia de que, lo que al principio fue un descubrimiento de investigación, podía acabar convirtiéndose en un producto que llegase al mercado. Tras desarrollar un primer prototipo del test y hacer las primeras validaciones en muestras de pacientes reales, decidimos constituir la compañía y buscar financiación de capital riesgo especializado en salud para poder llevar a cabo la validación clínica de nuestro biomarcador. En el sector salud el principal reto es llegar a validar, en un contexto real, el producto que se está desarrollando. En este sentido, nuestra empresa empezará en los próximos meses el estudio clínico de validación de nuestro novedoso test. La realización de dicho estudio será un hito clave para el futuro de nuestra empresa. ¿Por qué tomasteis la decisión de crear una empresa a partir de vuestro descubrimiento? Cuando te dedicas a la investigación en salud tu objetivo final es conseguir mejorar de alguna forma la vida de las personas reduciendo el impacto de las enfermedades. Desde la investigación se hacen avances muy importantes, pero es imprescindible dar el salto a la empresa para conseguir la financiación necesaria para convertir los descubrimientos que se hacen en el laboratorio en un producto que pueda llegar al mercado y salvar vidas. Es precisamente este motivo el que nos empujó a crear GlyCardial Diagnostics, conseguir llevar el proyecto de investigación a una fase más avanzada con el fin de que algún día los pacientes puedan beneficiarse de nuestro producto. ¿Cómo veis el futuro de la prevención médica en Europa? El futuro de la medicina a nivel global pasa por mejorar en las estrategias de diagnóstico temprano con el fin de poder detectar las patologías antes y poderlas tratar para prevenir su evolución y complicaciones posteriores. Pese a que inicialmente la inversión en diagnóstico pueda parecer menos necesaria que la inversión en terapia, es vital desarrollar nuevas herramientas de diagnóstico y pronóstico con el fin de categorizar mejor a los pacientes y poder ofrecerles un tratamiento más adecuado a sus necesidades. La medicina personalizada o de precisión pasa necesariamente por obtener mejores herramientas de diagnóstico.

CORPORATIVO
17 Julio, 2019

“Debemos valorar a los inventores nacionales para no ser un país productor de las ideas de otros”

Juan Vicén, cofundador y CMO de Zeleros, empresa que desarrolla el sistema de transporte Hyperloop en España, ganadora de los Premios EmprendedorXXI en la Comunidad Valenciana.“El potencial de una red de Hyperloop a nivel global permitiría conectar ciudades y centros logísticos en cuestión de minutos”Los aviones o los trenes de alta velocidad han revolucionado por completo nuestra forma de viajar y de percibir el espacio. Desplazarse en cuestión de horas a ciudades lejanas era una utopía hasta hace un siglo. Ahora, estamos a las puertas de otra gran revolución tecnológica del transporte, la que protagonizará el sistema Hyperloop. Esta tecnología reducirá aún más los tiempos y las distancias y transformará por completo nuestro concepto de desplazamiento. El sistema cuenta con 200 años de historia, pero el empresario estadounidense Elon Musk lo rescató en 2013. La empresa española Zeleros es la responsable de la implantación en España de este sistema pionero. Zeleros nació como un proyecto universitario y ha ido evolucionado hasta convertirse en lo que es hoy, una empresa tecnológica de nivel internacional. La empresa ha sido la ganadora de los Premios EmprendedorXXI en la Comunidad Valenciana, galardón que CaixaBank otorga anualmente con la intención de dar apoyo y visibilidad a proyectos innovadores. Juan Vicén es cofundador y responsable de marketing (CMO) de la compañía.¿Qué es Hyperloop y cuál es su principal potencial? Hyperloop es un método de transporte que cuenta con más de 200 años de antigüedad. Aunque existen diferentes conceptos, la definición de Hyperloop se basa en tuberías a reducida presión dentro de las cuales viajan cápsulas de pasajeros o mercancías a velocidades de hasta 1.000 km/h (superiores a las de un avión) y alta frecuencia (cada 2 o 3 minutos, como un metro). El potencial de una red de Hyperloop a nivel global permitiría conectar ciudades y centros logísticos en cuestión de minutos, incrementando la competitividad de las naciones y la eficiencia de los sistemas convencionales. ¿Cómo revolucionará esta tecnología el sistema de transportes en el mundo? El desarrollo de Hyperloop va a depender en gran medida del impulso de la industria, de las empresas desarrolladoras de Hyperloop y de las naciones. No obstante, debe haber una coordinación entre todos los stakeholders implicados para conseguir un sistema óptimo si queremos conectar el mundo. Por ello la estandarización cobra especial relevancia en este nuevo mercado. Si algo hemos aprendido de la industria ferroviaria es que la existencia de diferentes anchos de vía puede causar pérdidas multimillonarias a las naciones y limitar su crecimiento. Zeleros ha apostado desde el principio por cooperar con los demás desarrolladores de estos sistemas y establecer junto a instituciones como la Unión Europea esas pautas que garantizarán la seguridad y la interoperabilidad. De momento, tanto empresas europeas como canadienses estamos unidas en este proceso.¿Cuál creéis que será su impacto en España? En España estamos muy bien posicionados a nivel internacional en materia de Hyperloop. Contamos con el apoyo de los ministerios de Ciencia y de Fomento para su regulación y, en cuanto a desarrollo, somos uno de los polos más importantes de Europa. Si algo tenemos en España es experiencia sobrada en materia ferroviaria, energética y de infraestructuras; y desde Zeleros apostamos por liderar el desarrollo tecnológico. Estamos convencidos de que las buenas ideas no solo se generan al otro lado del charco, y que debemos valorar a los inventores nacionales si queremos generar valor y no ser un país productor de las ideas de otros. A nivel de implantación, también estamos evaluando posibles rutas y no descartamos la creación de proyectos piloto que deriven en infraestructuras de larga distancia, aunque esto dependerá de muchos factores. El mercado es, sin duda, internacional, y nuestro enfoque es global. ¿Qué diferencias hay entre vuestra propuesta y otras que se están llevando a cabo en otros países como Japón y China? Normalmente, los sistemas que ya existen en China y en Japón consisten en situar bobinas de cobre a lo largo de toda la infraestructura, y sirven para propulsar y hacer levitar el vehículo. El problema de estos sistemas es su elevado coste, porque exige la instalación de material a lo largo de todo el recorrido. Existen pocas rutas, y hasta ahora la mayor distancia cubierta es de 30 kilómetros. En Zeleros identificamos que eso suponía un problema a la hora de crear recorridos de larga distancia, así que creamos un sistema en el que la levitación y la propulsión ya están en el vehículo. Nuestro objetivo es ofrecer la mejor experiencia de usuario: que los pasajeros no tengan que subirse al Hyperloop con trajes de astronauta y que, en caso de emergencia, simplemente bajen las mascarillas como ocurre, por ejemplo, en un avión.¿Por qué es tan importante para vuestro proyecto establecer sinergias con otras empresas como Renfe o Siemens? Nuestro objetivo no es reinventar la rueda, sino hacer uso de las tecnologías existentes para acelerar el desarrollo del sistema. Vemos clave la participación de socios industriales en todos aquellos campos que involucran a Hyperloop. Es esa visión global la que nos está permitiendo crecer rápido y llegar a sistemas del más alto nivel tecnológico. Creemos, además, que en España contamos con empresas líderes en el sector de ferrocarriles e infraestructuras, y que es muy importante combinar su experiencia en los respectivos sectores con nuestra agilidad y visión de conjunto. Zeleros promueve una nueva pista de pruebas de este tipo de tecnología en Sagunto. ¿Cuáles son las novedades de esta propuesta en el entorno Hyperloop? En Sagunto tenemos proyectada una pista piloto de 2 kilómetros a escala mediana para finales de 2019. Nuestro objetivo es integrar todos los subsistemas en un vehículo y demostrar su funcionamiento y eficiencia a alta velocidad. Se trata de una infraestructura única en el mundo que posicionará a España a la cabeza del desarrollo de Hyperloop. Los resultados de este primer piloto servirán para testar todas las tecnologías de Hyperloop (tanto las propias de Zeleros como las que ya existen en el mercado), demostrando la eficiencia de nuestro sistema para que sirva de base para la pista a tamaño real.¿Cómo fue pasar de un proyecto universitario a un proyecto empresarial en el sector del transporte llamado de alta velocidad? Al principio no fue nada fácil. Por suerte, contamos con un proyecto apasionante y conseguimos que profesionales del más alto nivel apostaran por nosotros. El siguiente paso fue conseguir un comité asesor con personalidades influyentes que nos aconsejara en materias clave para el proyecto, como la inversión, las finanzas, la investigación o la implementación de proyectos de gran escala. Y finalmente ─y esto quizás ha sido lo más decisivo─, encontramos una propuesta de valor lo suficientemente sólida como para ganar la credibilidad de inversores y socios tecnológicos. Sin duda, cuando echamos la vista atrás y vemos todo lo que hemos crecido, es un orgullo ver que estamos generando industria y empleo de alto valor añadido en España con un proyecto tecnológico pionero que, además, está promoviendo también la aparición de nuevos proyectos que sitúan España ─y Valencia─ en el mapa de la innovación. ¿Qué os ha aportado como empresa ser uno de los ganadores de los Premios EmprendedorXXI? Para Zeleros es un honor recibir un galardón de este tipo, es un empujón más que nos ayuda en nuestra carrera para desarrollar un sistema de transporte más rápido y sostenible, y nos motiva a seguir trabajando duro por hacerlo una realidad.

CORPORATIVO
16 Julio, 2019

Our World, la primera emisión vía satélite

Hace poco más de 50 años que se vivió un momento histórico en televisión que consiguió unir a 14 países del mundo en una retransmisión que llamó a la fraternidad entre los pueblos. La final de la Champions, la Superbowl o los Juegos Olímpicos son tres ejemplos clásicos de retransmisiones masivas de televisión que llegan a todo el mundo y que cuentan por cientos de millones su número de espectadores. Hoy nos parece lo más normal, pero hace medio siglo la humanidad todavía no había compartido un único momento televisivo; este llegó el 25 de junio de 1967, fecha de la primera emisión vía satélite en directo y a todo el mundo. A aquella pionera retransmisión se la tituló Our World –nuestro mundo– y tiene una historia apasionante detrás.La década de los 60 del pasado siglo fue una época que discurrió entre el optimismo más exacerbado y el pesimismo más absoluto: la Segunda Guerra Mundial era ya una pesadilla superada y la reconstrucción de Europa hacía a las naciones occidentales mirar con esperanza al futuro. Todo parecía posible en un momento en que las computadoras comenzaban a demostrar su potencial mientras que la carrera espacial estaba en su máximo apogeo. Pero la sombra de la Guerra Fría y la posibilidad muy real de una guerra nuclear tenían al mundo en vilo. Así que hubo alguien que decidió aprovechar la tecnología más innovadora para unir a toda la humanidad, Aubrey Singer, un productor de la BBC que consiguió un hito tecnológico sin precedentes: retransmitir un programa en directo y para todo el mundo. Our World movilizó a un equipo de diez mil profesionales alrededor de todo el mundo y requirió el uso de cuatro satélites –un reto para la época–. El resultado fue un programa especial de dos horas y media de duración en el que participaron 14 países, entre ellos España.En un formato que hoy nos recordaría mucho al de Eurovisión, cada país fue conectando en directo a través de su televisión pública y mostrando lo mejor que tenía que ofrecer: Italia enseñó a uno de sus cineastas de referencia, Franco Zeffirelli, mientras rodaba una de sus películas; México mostro la cultura de su país a través del baile y el cante, Japón enseñaba cómo construía una línea de metro y España sacó pecho de su industria pesquera y mostró al genio Pablo Picasso. Como Our World pretendía ser un momento festivo que uniera a todos los pueblos, los responsables de la retransmisión –que habían pasado de la BBC a la European Broadcasting Union– pusieron un par de reglas: el fragmento de cada país debía ser en directo y no se permitía la aparición de políticos. Aun así, hubo varios fragmentos que estuvieron marcados por la situación política mundial. El más destacado de ellos fue la conexión con Estados Unidos, donde en ese momento se estaba celebrando una conferencia de paz que tenía reunidos al presidente americano, Lyndon B. Johnson, y al primer ministro soviético, Alexei Kosygin. Por muy buenas que fueran las intenciones de los promotores de la emisión, las tensiones entre el bloque comunista y el capitalista eran evidentes e incluso unos pocos días antes de la retransmisión, la Unión Soviética, Polonia y otros tantos países del eje comunista decidieron cancelar su participación en el programa en protesta por la recién iniciada Guerra de los Seis Días.Como Our World nació como idea original de la BBC, la televisión británica fue la encargada de cerrar la emisión y lo hizo por todo lo alto, con el estreno mundial de All you need is love, de The Beatles. Aquel momento supuso un auténtico éxito para el grupo de Liverpool, que situó a la canción entre lo más alto de las listas de hits de todo el mundo.Este momento, que ya ha quedado para la historia de la música y la televisión, estuvo a punto de no ocurrir. A pocos días de la retransmisión de Our World, el grupo no había preparado nada original para su actuación y, de hecho, los líderes Paul y John se mostraban desganados con el proyecto. Finalmente y ante la inminencia de la cita, fue Lennon quien se sacó de la chistera el himno al amor que hoy conocemos. Desde luego, si hay que situar una fecha para el nacimiento de los fenómenos globales del pop, el 25 de junio de 1967 sería una a tener muy en cuenta. Se estima que los espectadores totales de Our World pudieron llegar hasta los 700 millones de espectadores, un número que hoy solo asociamos a las grandes citas con las que comenzaba este reportaje.Parece que los logros técnicos en materia de retransmisión son cosa del pasado y es cierto que en nuestro planeta quedan pocos retos al respecto, pero la nueva carrera espacial que pronto nos puede llevar a Marte podría ser el inicio para otra retransmisión histórica. ¿Para cuándo un Our Worlds?

INNOVACIÓN
09 Julio, 2019

“Los sistemas de protección de incendios no están orientados a las necesidades reales de los clientes”

Carolina Vilas, CEO de Titan Fire System, ganadora de los Premios EmprendedorXXI en Aragón“Tras más de 10 años de experiencia en el sector de protección contra incendios, nos dimos cuenta de que estos elementos fundamentales seguían fallando constantemente: no podíamos mirar hacia otro lado.”La seguridad es lo más importante. En la empresa aragonesa Titan Fire System lo saben bien. Carolina Vilas, su CEO, detectó fallos en los dispositivos de detección de incendios durante más de diez años de experiencia en el sector, y decidió desarrollar nuevos sistemas para mejorarlos: “un sistema de protección para los sistemas que nos protegen”. Esta tecnología es una realidad que se implanta progresivamente en España. Gracias a su compromiso con la mejora de la seguridad contra los incendios, la compañía ha ganado recientemente los Premios EmprendedorXXI en Aragón. ¿Qué os ha aportado como empresa ser uno de los ganadores de los Premios EmprendedorXXI? Supone la confirmación de que vamos por buen camino y de que estamos cumpliendo nuestros objetivos. Es un reconocimiento a estos años de duro trabajo, de esfuerzo, de dedicación y de buenas decisiones. ¿Por qué los sistemas tradicionales de extinción de incendios no son suficientemente eficaces? Los sistemas de extinción actuales se revisan cada 3 meses, pero al tratarse de elementos a presión, en el momento en que hay una fuga quedan inservibles. Incluso pueden llegar a romperse, lo cual es una pérdida por la gran inversión que suponen para las empresas. Cuando se produce un incendio, estos elementos deberían funcionar correctamente: que no lo hagan es un punto débil. Nuestro sistema se convierte, de este modo, en la protección para los sistemas que nos protegen. ¿De dónde viene vuestra voluntad por mejorar los sistemas existentes? Tras más de 10 años de experiencia en el sector de protección contra incendios, nos dimos cuenta de que estos elementos fundamentales seguían fallando constantemente: no podíamos mirar hacia otro lado. Titan Fire System nació de la necesidad de crear el primer sistema de monitorización de elementos de extinción que consigue un control total sobre la instalación (grupos de incendios, rociadores, bocas de incendios, extintores, tubería…) y es la alerta más rápida en caso de incendio. ¿Por qué pensáis que se han producido tan pocas innovaciones en este sector? El sector de la protección contra incendios, en concreto la protección activa, es un sector muy maduro y anclado en la normativa. Ahora es el momento de introducir tecnología y ampliar la visión, mirando no solo a la normativa sino a la necesidad real. ¿En qué se diferencia un manómetro Titan de un manómetro normal y cómo puede ayudar en caso de incendio? Los manómetros TITAN, además de tener la función de un manómetro convencional, están dotados de diferentes sensores que controlan el funcionamiento y el uso de los elementos de extinción. De este modo, conseguimos controlar subidas y bajadas de presión, movimiento, pérdida de anilla de seguridad, mantenimiento inteligente y control de localización. En caso de uso del elemento de extinción, este nos informa de la alarma más crítica de “incendio”, desde el uso de un extintor hasta el uso de una boca de incendio en un punto en concreto. Este factor supone un gran avance para la evacuación de emplazamientos tan críticos como un crucero, un hospital o un centro comercial. ¿Cómo funciona el sistema y cuál es su principal innovación? ¿De qué elementos se compone? Titan Fire System fabrica el primer sistema de manómetros inteligentes para elementos de extinción. Se trata de un ecosistema con 4 pilares fundamentales: manómetros inteligentes, app para instalación y mantenimiento inteligente, software con plano interactivo y personalizado encargado de la gestión de todas las alarmas de la instalación e iCloud (conexión en la nube). Nuestros manómetros emiten vía radio el estado de la instalación y todas sus alarmas a nuestro hub. Dicha información se envía a la nube donde se gestiona para realizar una triple llamada: a la empresa final, a la empresa de mantenimiento y a la central receptora de alarmas. De este modo tienes el control total de la instalación y el sistema se convierte en la alarma más rápida en caso de incendio. ¿En qué porcentaje mejora la respuesta del usuario frente a un incendio? En un 100%, ya que en el momento de utilizar el elemento de extinción el sistema ya está enviando una alarma de incendio y se asegura de que todo funcione correctamente en el momento de uso. ¿A qué tipo de empresa va dirigido este sistema? Va dirigido a sectores críticos, grandes superficies y lugares con gran afluencia de público, lugares con grandes instalaciones de protección contra incendios. Su control es vital para reducir daños materiales y humanos. ¿Cómo ha sido el proceso de desarrollo de producto? Ha sido un camino duro, al tratarse de una gran innovación. Hemos tenido que romper muchas barreras por ser los primeros. No teníamos ningún referente en el que apoyarnos y esto ha supuesto mucho esfuerzo para lograr desarrollar un gran producto desde cero. Hemos tenido que recorrer todo el camino: tres patentes, desarrollo del sistema y, finalmente, la fabricación en serie. El siguiente paso, ¿la internacionalización? ¿Cuáles son vuestros futuros proyectos? Nuestro sistema es pionero en la monitorización de elementos de extinción, por lo que no existe una norma que englobe todo el sistema, avanza a mayor velocidad la tecnología que la normativa. Actualmente estamos trabajando en el desarrollo de una normativa a nivel mundial que englobe todo el producto. Respecto a futuros proyectos, Titan Fire System se encuentra en continuos desarrollos, y estamos trabajando en diferentes productos ─más allá del sector de protección contra incendios─ que verán la luz para 2020. ¿Qué consejo le darías a un emprendedor que quiera emprender un negocio propio en el sector tecnológico? Emprender es un camino duro, que requiere mucho esfuerzo y dedicación, pero en el que, a la vez, se consiguen grandes metas. Si tienes un sueño, una idea, lucha por ella como lo he hecho yo.

CORPORATIVO
01 Julio, 2019

El superordenador más rápido de Europa recala finalmente en Barcelona

La cadena televisiva HBO estrenó en 2016 la famosa serie Westworld. Su trama se desarrollaba en un parque temático ambientado en el lejano oeste poblado por androides, robots con aspecto humano, que Anthony Hopkins controlaba a través de un superordenador albergado en una sala vintage. Podría decirse que esta sala y este superordenador ya existen en Barcelona, aunque todavía no han sido utilizados ─que se sepa─ para controlar androides ni parques temáticos. Una antigua capilla situada en el recinto de Torre Girona, en el emblemático barrio de Pedralbes, alberga desde 2004 el supercomputador más potente de España: el MareNostrum.  Ahora, la Comisión Europea ha seleccionado el Centro Nacional de Supercomputación (BSC) para que ponga en marcha un ordenador de nueva generación: el MareNostrum V. Este nuevo superordenador llegará a una potencia en pico de 200 petaflops/s, lo que equivale a la realización de 200.000 billones de operaciones por segundo. Empezará a funcionar el 31 de diciembre de 2020. El salto cualitativo es enorme, 17 veces superior a la potencia de MareNostrum IV y 10.000 veces más alta que el primer supercomputador que albergó la ciudad. La anterior versión de MareNostrum, instalada en 2017, que llegó a ser el segundo ordenador más potente de Europa y el decimotercero del mundo en sus primeros tiempos, alcanzó en su máximo pico los 13,7 petaflops/s (11.100 billones de operaciones por segundo). La Unión Europea aportará inicialmente cien millones de euros para financiar la nueva instalación, cantidad que servirá para mantener la máquina activa durante los primeros cinco años. El resto de la inversión se dividirá entre el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (60%), la Universidad Politécnica de Cataluña (10%) y la Generalitat de Catalunya (30%). Los tres países que apoyaron la candidatura española, Croacia, Turquía y Portugal, también harán su aportación a nivel económico. El proyecto de los superordenadores europeos está gestionado por EuroHPC Joint Undertaking (EuroHPC-JU) a partir del acuerdo al que llegaron los 28 estados miembros y la Comisión Europea para cofinanciar una hoja de ruta común para impulsar la Computación de Altas Prestaciones (HPC).El nuevo superordenador podrá ser utilizado por científicos de toda Europa. Será crucial su ayuda en la investigación sobre la inteligencia artificial y sobre nuevos materiales, pero todavía más en el desarrollo de nuevos tratamientos contra el cáncer ya que permite, entre otras funciones, secuenciar el genoma para diferenciar las células sanas de las tumorales. La máquina es vital para los investigadores que, por ejemplo, buscan la vacuna contra el VIH, un virus en el que intervienen múltiples variables que serían imposibles de valorar sin contar con la ayuda de una instalación como la que se construirá en Barcelona.La previsión es que la siguiente generación de superordenadores, los llamados “ordenadores exaescala”, entren en funcionamiento en el año 2023. Todo indica que llegarán a la velocidad de cálculo de 1 exaflop (lo equivalente a 1.000 petaflops), cinco veces más que el que se instalará en Barcelona. China empezó a desarrollar esta tecnología en 2017 creando el supercomputador Sunway TaihuLight que fue, durante dos años consecutivos, el ordenador más rápido del mundo al alcanzar una velocidad de 93 petaflops. La tecnología con la que operarían estos ordenadores podría llegar a superar la potencia del procesamiento neuronal humano, lo cual abriría la puerta a un desarrollo exponencial de la inteligencia artificial, de manera que el mundo que nos presentaba la serie de ficción Westworld podría estar más cerca de lo que creemos.

INNOVACIÓN
13 Junio, 2019

La nueva ley de copyright

El pasado 26 de marzo, el Parlamento Europeo aprobó, después de más de dos años de intenso debate, la nueva normativa sobre los derechos de autor y derechos afines en el mercado único digital, popularmente conocida como «la ley de copyright». Su entrada en vigor conllevará implicaciones directas para la ciudadanía, por ejemplo, en el uso de las redes sociales. Los estados miembros tendrán un margen de dos años para adaptar su legislación a la directiva europea, que, a pesar de responsabilizar las empresas en el cumplimiento de los derechos de autor, incluye matices y excepciones que es importante conocer. Este artículo persigue el objetivo de facilitar la comprensión de las líneas básicas de este texto legislativo. El pasado 26 de marzo, el Parlamento Europeo aprobó, después de más de dos años de intenso debate, la nueva normativa sobre los derechos de autor y derechos afines en el mercado único digital, popularmente conocida como «la ley de copyright». Su entrada en vigor conllevará implicaciones directas para la ciudadanía, por ejemplo, en el uso de las redes sociales. Los estados miembros tendrán un margen de dos años para adaptar su legislación a la directiva europea, que, a pesar de responsabilizar las empresas en el cumplimiento de los derechos de autor, incluye matices y excepciones que es importante conocer. Este artículo persigue el objetivo de facilitar la comprensión de las líneas básicas de este texto legislativo.Uno de los principales propósitos de la nueva ley de copyright es ampliar la protección de los derechos de autor en el entorno virtual. Mediante la normativa recientemente aprobada, las principales plataformas sociales de internet se verán obligadas a responsabilizarse, a partir de ahora, de aquellos contenidos que vulneren los derechos de autor. Hasta el momento, las empresas tecnológicas solamente estaban obligadas a suprimir aquellos mensajes que comprometían los derechos de autor cuando el titular de la obra en cuestión lo solicitaba explícitamente. Las dificultades para el ejercicio de esta supervisión sobre la difusión de la propia obra en el mundo virtual terminaban por desproteger al creador. Responsabilizando directamente a las compañías, el Parlamento Europeo pretende, pues, favorecer que los titulares de derechos de autor se puedan asegurar unos acuerdos de licencia justos. De esta forma, se busca que los autores queden amparados por la ley ante los nuevos usos sociales y puedan obtener una remuneración por la explotación digital de sus obras.Aunque la normativa europea se haya propuesto priorizar la preservación de los derechos de autor en el mundo virtual, el texto legislativo también incorpora una serie de matices con la finalidad de que internet continúe siendo un espacio para la libre expresión. En este sentido, por ejemplo, la ley de copyright plantea que las aportaciones a enciclopedias sin fin comercial, como en el caso de Wikipedia, o a plataformas de software de código abierto no estén sujetas a la obligación de hacerse cargo de un seguimiento sobre la protección de los derechos de autor. El documento también da preferencia a la libertad expresión por lo que respecta a contenidos virales, como los GIF o los denominados memes, que también quedan al margen de esta responsabilidad fijada por la ley. En el caso de los artículos, tales como noticias o artículos de opinión, se podrán continuar compartiendo libremente fragmentos del texto en cuestión, por ejemplo en Facebook, siempre que sean de carácter breve. Las citas, las reseñas, las caricaturas o las parodias también están blindadas por la nueva legislación europea.La ley de copyright procura que aquellas empresas que aprovechan contenido de los usuarios velen por el cumplimiento de los derechos de autor en su canal. Ahora bien, la normativa sugiere requisitos menos rigurosos con las start-ups, o empresas emergentes, a fin de que puedan desarrollar con mayor facilidad su actividad empresarial.

INNOVACIÓN
24 Mayo, 2019

Biohacking: ¿ciencia o magia?

Cuando ya nos habíamos acostumbrado a los wearables, esto es, llevar dispositivos tecnológicos sobre nuestro cuerpo, la ciencia ya ha dado un paso más allá con su versión más vanguardista y transgresora: el biohacking. Su objetivo sería el mismo: ampliar las capacidades, tanto físicas como mentales, del ser humano. La diferencia es que, con el biohacking, la forma de mejorar el cuerpo humano sería llevar el dispositivo no de forma externa como en los wearables, sino internamente. ¿Nos convertiremos todos en cíborgs como Neil Harbisson, considerado el primer cíborg del mundo? Hay división de opiniones: mientras algunos lo ven como un paso excesivo, otros no solo hablan ya de transhumanismo, sino que lo presentan como el único futuro posible. En realidad, el biohacking, término que obviamente proviene de la combinación de biología y hacking, es un concepto amplio que puede utilizarse para referirse a actividades bastante variadas. Mencionado por primera vez en un artículo del Washington Post de enero de 1988, «Playing God in Your Basement», el biohacking se suele dividir hoy en día en tres grandes categorías: la nutrigenómica (o genómica nutricional), la biología DIY (DIY de do it yourself, también conocida como biología de garaje) y, por último, el llamado biohacking grinder.La nutrigenómica consiste en la manipulación de la actividad de nuestro cuerpo a través de la alimentación, el sueño, el ejercicio físico o la gestión del estrés. Siendo la versión más light del biohacking, la nutrigenómica se basa en la idea de que nuestros cuerpos están en constante transformación, y pretende utilizar estos cambios para vivir mejor, sea a través de la alimentación, el sueño, las actividades físicas u otros estímulos que lo que hacen es alterar las funciones del cuerpo humano.La DIYbio, biología do it yourself o biología de garaje, movimiento surgido a principios del siglo XXI, es una subcategoría del biohacking que pretende crear una versión accesible de la biología, mediante soluciones tecnológicas de bajo coste que uno mismo puede llevar a cabo en su casa –o en su garaje– y que suele moverse fuera de las universidades, empresas de biotecnología y otros entornos convencionales de la biología. Con ardientes defensores y férreos detractores, los practicantes de la biología DIY no suelen tener formación académica, sino que la practican por su cuenta y riesgo, con el único apoyo de su propia comunidad.Finalmente, el biohacking grinder sería el último paso: sus defensores apuestan directamente por los implantes tecnológicos o la manipulación química del cuerpo para ampliar las capacidades del ser humano. Los transhumanistas no solo defienden los implantes para mejorar la «experiencia humana», sino que aseguran que estos mejorarán nuestro coeficiente intelectual, nos harán más fuertes físicamente, y que incluso podrían detener o revertir el envejecimiento. ¿Estamos hablando de ciencia o de magia? El debate está servido. Por cierto, ¿qué pensará el ciborg Neil Harbisson de todo ello?

INNOVACIÓN
10 Mayo, 2019

Automobile Barcelona 2019: cien años de automoción

El primer Salón del Automóvil de Barcelona se celebró en 1919 en el Palacio de las Bellas Artes del Parque de la Ciutadella. Las imágenes de esa primera edición demuestran que una feria de esta magnitud supuso una verdadera revolución para la ciudad. 100 años después, el Salón sigue en plena forma. Del 9 al 11 de mayo, Barcelona se convertirá en la capital mundial de la automoción del presente y del futuro de la mano de una feria que ha sabido adaptarse al siglo xxi. En el centenario de su inauguración, el tradicional Salón del Automóvil se convierte en Automobile en una edición que incorporará tendencias como la conectividad 5G, la conducción autónoma o el Internet de las Cosas y, entre otras novedades, mostrará los últimos modelos de vehículos híbridos. En Automobile Barcelona 2019 se darán cita más de 44 firmas automovilísticas, un 46 % más que en las ediciones anteriores. Los visitantes de esta nueva edición del Salón podrán hacerse una idea sobre la nueva morfología de las calles en las ciudades del futuro y su impacto en la vida cotidiana. Está previsto que se presente también el primer vehículo volador, aunque no podrá probarse todavía. Uno de los principales espacios de la feria será la Connected Street, una pasarela que permitirá al usuario conocer todas estas nuevas tecnologías y descubrir de primera mano sus ventajas e inconvenientes a través de una serie de experiencias disruptivas.La Connected Street presentará los seis niveles de conducción autónoma establecidos por la Sociedad de Ingenieros de la Automoción (SAE) a través de diferentes actividades. Desde el nivel 0, en el que el conductor realiza casi todas las acciones, hasta el nivel 5, en el que el conductor y los pasajeros se desentienden de la conducción, existe un amplio abanico de tecnologías que facilitan en menor o mayor grado la experiencia del usuario. Hoy en día se pueden encontrar en el mercado vehículos hasta el nivel 3 de conducción autónoma; funciones como el asistente de aparcamiento o la monitorización 360° del entorno del vehículo se englobarían dentro de este tipo de aplicaciones. En el nivel 5, fabricantes como Ford y General Motors han desarrollado prototipos de vehículos sin, por ejemplo, pedales o volante. Son modelos que utilizan la conectividad 5G como eje central de su funcionamiento. Varios fabricantes presentaron novedades de este tipo en la pasada edición del Salón del Automóvil de Ginebra, como por ejemplo el dispositivo OneButton, ideado por Volkswagen y la firma especializada Aurora, que incorpora un GPS móvil que permite llamar al vehículo a distancia y hacer que recoja al conductor donde este le indique.El desarrollo y la implementación de tecnologías como la conectividad 5G están centrados en potenciar la seguridad vial a través de dos vertientes esenciales: la conexión vehículo a vehículo (Car2Car) y la de vehículo a infraestructuras (Car2x). ¿Cómo actúa esta tecnología para evitar accidentes? Cuando un vehículo equipado con conectividad Car2Car detecta en la carretera algún tipo de peligro, lo notifica al resto de vehículos de su entorno. Este sistema funciona mediante sensores que, implementados en los automóviles, son capaces de detectar cambios de trayectoria o de velocidad. La tecnología Car2x, en cambio, establece conexiones entre vehículos e infraestructuras físicas, como por ejemplo semáforos, que transmiten información a tiempo real. De este modo, el automóvil puede saber con antelación, por ejemplo, el momento en el que un semáforo va a cambiar a verde, y así es capaz de regular la marcha. En el pasado Mobile World Congress, SEAT presentó junto con Telefónica el proyecto piloto Connected Car, que permite establecer conexiones entre los vehículos y el mobiliario urbano, en lo que supone un paso más hacia las llamadas ciudades inteligentes.Según el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (LCCTE), el Gobierno de España se plantea prohibir, a partir del año 2040, la matriculación o la venta de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono (CO2). Esta medida obliga a los conductores a plantearse la posibilidad de adquirir vehículos que funcionen con combustibles más sostenibles, modelos que hasta la fecha destacan por su limitada autonomía.   Aun así, algunos de los nuevos modelos de vehículos eléctricos como el Audi e-tron o Nissan Leaf, líder de ventas de esta gama, están revirtiendo esta tendencia. Automobile Barcelona 2019 expondrá también las novedades en este ámbito.Uno de los principales atractivos del Automobile 2019 será, sin duda, la presentación del coche volador. No es la primera vez que el Salón del Automóvil de Barcelona exhibe un vehículo de estas características: en 1925, el ingeniero murciano Ricardo de la Cierva presentó el autogiro, una aeronave de ala giratoria híbrido entre la avioneta y el helicóptero. En 2019, el coche volador se llama PAL-V Liberty y es de origen holandés. El prototipo que se verá en Automobile es un vehículo biplaza de tres ruedas, que puede pasar de aéreo a terrestre mediante una breve transición. Para su conducción es necesaria, por el momento, la licencia de piloto. Automobile Barcelona 2019 celebrará por todo lo alto un siglo de existencia, en el que Barcelona se convertirá por unos días en la capital mundial del motor.

INNOVACIÓN
20 Marzo, 2019

El primer smartphone de la historia no fue un iPhone

¿En qué pensamos cuando hablamos del primer smartphone de la historia? Lo más probable es que se nos aparezca un flamante iPhone, con su pantalla táctil y su aureola de disrupción. No es para menos: el iPhone lleva ya más de diez años entre nosotros y cuando llegó, lo hizo con la forma de un potente ordenador capaz de reproducir vídeos y música o descargar mapas con una pantalla de poco más de tres pulgadas. Eso sí, algunas personas dirán que el primer smartphone del mercado fue la mítica Blackberry, que ya en 2003 adoptó la funcionalidad de un teléfono integrado, capaz de recibir y enviar correos electrónicos y utilizar aplicaciones. Sin embargo, ninguna de las dos respuestas es correcta. Aunque no está claro cuál es el primer smartphone de la historia, lo cierto es que estos aparatos ya se vendían y utilizaban en los años 90. Aunque hoy nos puedan parecer piezas de museo, en su momento anticiparon una auténtica revolución tecnológica que hoy influye incluso en la manera en la que nos relacionamos con los demás. Prácticamente cualquier bolso o bolsillo de España lleva hoy un smartphone en su interior: el 96 % de los ciudadanos tiene un teléfono móvil, de los cuales prácticamente nueve de cada diez son smartphones.Aunque el primer smartphone de la historia no fuera un iPhone, lo cierto es que en los años ochenta la compañía que lo fabrica, Apple, ya le daba vueltas a la posibilidad de que un teléfono hiciera mucho más que llamadas de voz. Fue concretamente en 1983 cuando encargó a la compañía Frog Design que desarrollara un prototipo de teléfono de sobremesa con una pantalla, capaz de almacenar números de teléfono o incluso firmar cheques a distancia con un puntero similar a los que se utilizan con las PDA. Aunque este prototipo no llegó a comercializarse nunca, lo cierto es que su mera existencia ya demostraba el interés por extender las funcionalidades de un teléfono a otras propias de una agenda electrónica. Sin embargo, no fue hasta nueve años más tarde cuando aparecería el primer smartphone de la historia, o al menos aquel al que se suele referir la industria como tal. Se trata del IBM Simon Personal Communicator, que salió a la venta en 1994 y que integraba funcionalidades como calendario, reloj, agenda de eventos, correo electrónico y fax gracias a un módem de 9600 bps. No solo eso: el Simon era capaz de ejecutar aplicaciones de terceros gracias a su memoria interna de 1 MB. El IBM Simon incluía una pantalla monocroma en la que se podía dibujar con un puntero. Su éxito fue limitado: después de vender 50 000 unidades se retiró del mercado al año siguiente de su lanzamiento.Hubo que esperar hasta el año 2000 para encontrar un dispositivo que utilizara la palabra smartphone (o teléfono inteligente) en su comercialización. El Ericsson R380 fue el primero en ser bautizado así por su departamento de marketing. También fue el primero en integrar el sistema operativo Symbian OS, toda una novedad en aquel entonces. El Ericsson R380 se comercializaba entonces por unos 700 dólares. Este modelo tenía ya el tamaño y peso típicos de un teléfono móvil: pesaba 164 gramos, por los 244 del Nokia 9210 Communicator. Además, contaba con un navegador WAP y una serie de funcionalidades como calendario, reloj mundial, agenda, organizador de contactos e incluso un puerto de infrarrojos para intercambiar datos. Para acceder a internet, el Ericsson R380 utilizaba un módem integrado que le permitía enviar y recibir correos electrónicos. También contaba con 2 MB de memoria RAM y 4 MB de ROM. Eso sí: aunque se trataba de un dispositivo muy avanzado para su tiempo y con una capacidad de almacenaje interesante, no podía utilizar aplicaciones adicionales.Estos primeros smartphones abrieron la puerta a los potentes y avanzados dispositivos que disfrutamos hoy en día. Tanto han evolucionado que en la actualidad se da un fenómeno inimaginable cuando el IBM Simon Personal Communicator vio la luz: el uso de los teléfonos inteligentes gana terreno al del ordenador personal a pasos agigantados. Según el informe Digital in 2018 de Hootsuite, en España ha aumentado un 9 % el número de usuarios que emplean los smartphones para navegar de forma habitual por internet. En cambio, la cuota en ordenadores baja el 6 %. Además, apenas utilizamos ya el smartphone para hacer llamadas y, en el caso de los jóvenes, incluso para enviar mensajes de texto. Tal y como recoge el estudio Consumo Móvil en España de Deloitte, cada vez lo empleamos más para ver vídeos, sobre todo aquellos que recibimos por mensajería instantánea. No solo eso: entre los nuevos usos que se dan al smartphone y que eran impensables hace 20 años se encuentra el control de nuestras finanzas y de aplicaciones de domótica, como el termostato o la iluminación del hogar. También la biométrica o los asistentes virtuales como Siri, Cortana, Google Assistant o Alexa. Este informe también explica que la tasa de penetración de los smartphones crece en España de tal manera que supera la media europea: el 94 % de las personas encuestadas para elaborar el estudio reconocían haber utilizado su teléfono inteligente en las últimas 24 horas. Desde que Apple intentó dar más vida a los teléfonos de sobremesa y hasta hoy, los smartphones han pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana. Aunque la irrupción de los altavoces inteligentes en los hogares puede desplazarlos en cierto modo, lo cierto es que no se prevé que nos vayan a abandonar en un futuro próximo.

INNOVACIÓN
21 Enero, 2019

Neil Harbisson: “No uso tecnología, soy tecnología y me siento cíborg”

Este joven británico está considerado el primer cíborg del mundo, ya que cuenta con un órgano nuevo y completamente artificial: una antena, con la que explora los límites sensoriales del ser humano y que le permite escuchar los colores. Neil Harbisson (Londres, 1984) no ve el arte, lo escucha. Este inglés criado en Mataró (Barcelona) asegura que Picasso y Warhol tienen sonidos muy altos, saturados. Velázquez, en cambio, “suena poco”. Para Harbisson, el mundo es en blanco y negro. Nació con acromatismo, una patología que afecta a una de cada treinta y tres mil personas en el mundo. Desde 2004, una antena conectada a su cerebro le permite escuchar los colores y, así, detectarlos. Memorizó centenares de ellos. Este artista británico se define como cíborg, un ser compuesto por elementos orgánicos y cibernéticos. Su “órgano” colgándole de la cabeza y una estética moderna y vanguardista, acorde también con su corte de pelo, le dan un aura futurista. Harbisson es pionero en implantarse tecnología en el cuerpo. Este joven usa la tecnología para explorar y superar las fronteras de los sentidos humanos. Desde su fundación, ayuda a todo aquel interesado en convertirse en un cíborg. Hablamos con él en el centro cultural ImaginCafé, un espacio de CaixaBank donde está a punto de presentar, junto con Silvia Lladós, Colors&NeilHarbisson, una app que permite realizar sesiones de luz y escuchar el sonido del color con las composiciones sonocromáticas compuestas por él mismo. ¿Cómo escuchas los colores sin que los sonidos que te rodean se solapen? Noto la vibración que emiten los colores dentro del hueso y esta vibración se convierte en sonido. Escucho los colores a través de los huesos, mientras que el resto de sonidos los escucho por las orejas. Se trata de dos canales diferentes. Si fuera sordo, percibiría los colores igualmente. ¿Cuántos colores eres capaz de detectar? Percibo trescientos sesenta tonos visibles, aunque también capto muchos más que son invisibles para el ojo humano, como los infrarrojos y ultravioletas. ¿Cómo suena una puesta de sol? Es un sol que se va deslizando hacia un fa sostenido. Es un sonido descendente. ¿Cuántos cíborgs hay en el mundo? Ser cíborg es una identidad. Hay mucha gente que tiene tecnología dentro del cuerpo, pero no todos se consideran cíborgs. Muchos la tienen por razones médicas, pero no sienten esta tecnología como parte de su identidad, sino como algo externo. También hay mucha gente sin implantes que sí se sienten cíborgs, porque han nacido y crecido siempre con tecnología. Sienten que es parte de su identidad. Entonces, ¿somos cíborgs psicológicos? En muchos lugares, la gente se siente unida psicológicamente a la tecnología y se habla de esta en primera persona. Sentimos gente decir “me estoy quedando sin batería” en lugar de “mi móvil se está quedando sin batería”. En tu caso, el Reino Unido sí te reconoció como tal. En 2004 no me dejaron renovar el pasaporte porque decían que no podía hacerme la fotografía con un aparato electrónico. Les dije que se trataba de un órgano más. No uso tecnología, yo soy tecnología y me siento cíborg. Después aceptaron mi razonamiento y los periodistas dijeron que era la primera vez que un gobierno aceptaba a un ciudadano cíborg. Existe un antes y un después. Al principio, memorizaba el sonido de cada color. Era algo muy externo, pero poco a poco el cerebro se acostumbró hasta el punto de que empecé a soñar colores y a dejar de notar la diferencia entre el cerebro y el software. Sentí que la palabra cíborg definía esa unión. La antena es un órgano más de mi cuerpo, no es un aparato. El aprendizaje es infinito. ¿El límite lo pones tú? Es como con el idioma. De pequeño debías memorizar lo que veías en una palabra. Cuando escuchaba la frecuencia del rojo, la llamaba rojo. Esto fue en 2004, cuando aprendí los colores. Ahora no lo pienso. ¿No descansas nunca de escuchar colores? Puedo taparlo, es como un ojo o una oreja, pero no hay un on y un off. No existe un interruptor. ¿La comunidad científica reconoce a los cíborgs? Las comisiones bioéticas de los hospitales no ven ético añadir órganos y sentidos que no sean humanos. Yo me hice cirugía con un doctor anónimo. Son operaciones que no están aceptadas. Uno de los grandes retos es conseguir que lo vean ético. Pasó lo mismo con la cirugía transgénero en los años cincuenta y sesenta. ¿Qué quieres demostrar con tu experiencia? Lo hago para explorar. Quiero revelar realidades que ya existen, como los colores infrarrojos y ultravioletas, que vosotros no percibís. Unirnos a la tecnología nos permite revelar realidades y saber mejor dónde estamos y quién somos, porque descubrimos mejor cuáles son nuestros sentidos. La medicina hace implantes para mejorar la vida de las personas, yo lo hago por arte. Soy un artista cíborg. ¿Querías superar el hecho de ver la vida en blanco y negro? No. Cuando estudiaba música, quise usar la tecnología en el artista y no en el arte. Me decidí por los colores, porque al ver en blanco y negro siempre me interesó el color, pero no quería solucionar un problema, sino satisfacer una curiosidad. Para mí, ver en blanco y negro es algo que tiene muchas ventajas. ¿Cuáles? Tenemos mejor visión nocturna y vemos a más distancia, porque el color no interfiere. Podemos memorizar la forma más fácilmente. Mucha gente que ve en escala de grises trabaja en la marina para detectar dónde hay barcos, porque vemos la forma antes que el color. Y la gente que ve color se puede confundir con el camuflaje. ¿Estás pensando en otro implante? Sí. Me permitirá notar el paso del tiempo, crear ilusiones del tiempo. Podré viajar en el tiempo, eliminar los jet lags. El objetivo es llevar a la práctica la teoría de Einstein, la relatividad del tiempo llevada a un órgano. ¿Viajar en el tiempo? El tiempo es una percepción. Si puedes modificar la percepción, puedes viajar en el tiempo. El tiempo está en tu cabeza. No está demostrado que esté fuera. ImaginCafé Una antigua sede de CaixaBank en el centro de Barcelona acoge desde hace un año ImaginCafé, un centro cultural de la entidad bancaria dedicado a la generación millenial. En las antiguas dependencias de las cajas fuertes descansan ahora potentes ordenadores y cómodos sillones, listos para jugar a videojuegos o eSports. Con este centro, la entidad busca captar al público joven con numerosas ofertas culturales y lúdicas. El espacio, de 1.200 metros cuadrados y tres pisos, organiza exposiciones, conferencias y conciertos. Las salas del piso superior ofrecen la posibilidad de trabajar por grupos y un nuevo espacio de coworking.

INNOVACIÓN
02 Marzo, 2017

Lo que hemos visto en el MWC 2017

Un año más, el Mobile World Congress (MWC) celebrado en Barcelona ha sido testigo de las más recientes innovaciones en tecnología móvil. Y si por algo se ha caracterizado especialmente esta edición es por trascender el smartphone, abarcando el ámbito tecnológico digital más allá del propio dispositivo. Y es que, además de la presentación de novedades de las marcas en su carrera por el mercado del smartphone, destacan también tendencias como las redes 5G y el Internet of Things, así como la realidad virtual o la inteligencia artificial. ¿Cómo nos permitirá la tecnología móvil conectarnos con nuestro alrededor? El #MWC17 ha dado alguna pista del futuro que se avecina.Un ejemplo de ello es el ámbito del coche conectado, que ha contado con actores relevantes como BMW, Ford, Mercedes-Benz, Volkswagen o SEAT. El presidente de la firma española, Luca de Meo, ha afirmado que Google o Apple son ahora mismo competidores directos de las firmas de automoción y no empresas complementarias en la carrera por el coche autónomo. El Internet de las Cosas (IoT) también ha sido uno de los protagonistas más relevantes de la feria, hasta tal punto que ha contado con un espacio destacado dentro del recinto. En él, empresas de sectores como la banca, la salud o la construcción han mostrado sus principales avances tecnológicos.En el apartado de wearables también se han hecho anuncios destacados, como el lanzamiento de la plataforma Android Wear 2.0 por parte de Google y LG o el nuevo reloj inteligente de ZTE.Sin perder la esencia del MWC, las grandes marcas no han querido perder su oportunidad ante la visibilidad internacional de la feria más importante del sector. Así pues, el protagonismo ha quedado repartido entre el lanzamiento de los nuevos modelos de HTC, LG, Huawei y Sony. Huawei ha desvelado el P10, un terminal con pantalla curva y cámara dual con el que la firma china espera superar definitivamente a la coreana Samsung en ventas a nivel mundial. El P10 es una propuesta continuista respecto a su antecesor, el P9, todo lo contrario que LG, que ha decidido dejar atrás los teléfonos modulares con su nuevo G6, con carcasa trasera de cristal y una pantalla de 5,7 pulgadas sin apenas marcos. Otra de las novedades destacadas, aunque no por sus innovaciones tecnológicas, ha sido el Nokia 3310: un terminal sin 3G ni 4G, ni wifi, ni pantalla táctil… pero indestructible, con cámara de 2 megapíxeles y a la venta por unos 50 €. La resurgida marca finlandesa ha despertado gran expectación con este modelo resucitado, a la vez que ha presentado otros prototipos que contarán con sistema operativo Android. Y todavía más nostalgia ha habido en este MWC 2017, dado que Blackberry también ha vuelto con Key One, un smartphone con Android y, como era de esperar, teclado físico.Por otro lado, las cámaras son uno de los campos de batalla tecnológica más interesantes entre los principales fabricantes mundiales. HTC, Lenovo y Xiaomi permiten realizar fotografías con un desenfoque graduable del segundo plano, LG ha incorporado lentes de gran angular y Huawei ha introducido mejoras sustanciales en la luminosidad. En su conjunto, un año más el congreso más relevante en nuevas tecnologías móviles cierra una nueva edición con buenas valoraciones tanto de asistentes como de organizadores, en concreto ha tenido 108.000 visitantes (+7% respecto el 2016), ... asistentes y congresistas que ya empiezan a pensar en las novedades y avances que se desvelarán en la edición de 2018.

INNOVACIÓN