redes sociales

07 Mayo, 2020

Privacidad on-line, consejos para mantener tus datos a salvo

Los ciberataques están a la orden del día y son muchos los ciudadanos que ya han sufrido sus consecuencias a estas alturas. Entre ellas se encuentran las relacionadas con la suplantación de identidad, una fechoría que suele tener siempre el mismo origen: el robo de información personal. Es decir, un ataque a la privacidad on-line en toda regla. La cuestión es que, con la crisis del coronavirus, esa privacidad on-line se encuentra especialmente expuesta. La principal razón hay que buscarla en el importante flujo de información digital que circula estos días, especialmente la relativa a la propia pandemia. Vídeos, enlaces, memes… todo tipo de archivos saltan de correo en correo y de mensaje en mensaje. También todo tipo de información sobre nuestra situación actual en la que nos encontramos y que publicamos en redes sociales. Nuestros teléfonos móviles y nuestros ordenadores echan humo con la gran cantidad de datos que compartimos. Hasta el punto de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha calificado la situación actual de “infodemia”, refiriéndose a la sobreabundancia de información que circula. Los ciberdelincuentes saben cómo aprovechar este flujo, así como nuestro deseo de recibir la máxima información posible. Por eso han encontrado la ocasión perfecta para tratar de hacerse con nuestros datos. Es el primer paso hacia una posible suplantación de identidad que puede crear más quebraderos de cabeza de los que parecen.Puede parecer que la suplantación de identidad es un problema que solo afrontan los famosos de vez en cuando. Esto se debe a que sus casos suelen ser los más sonados. Cada dos por tres oímos hablar de alguna personalidad a la que han hackeado su perfil en una red social para publicar cualquier cosa en su nombre. Sin embargo, cualquiera puede ser víctima de este tipo de actividad fraudulenta. Tal y como recuerda la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), cualquier persona que tenga en internet información personal como nombre y apellidos, edad, lugar de nacimiento o fotografías y no tenga controlado quién puede acceder a dichos datos puede ser víctima de suplantación de identidad. Incluso si esa información no está publicada en internet, siempre existe un cierto riesgo. En cuanto a los lugares donde se desarrollan las suplantaciones de identidad, suelen darse en redes sociales, ya que en ellas resulta sencillo recopilar información sobre una persona e incluso crear un perfil falso para hacerse pasar por ella. De hecho, es habitual el uso de bots que se hacen pasar por gente real para promocionar productos y servicios o sembrar discordia. Existen también ataques de phishing que utilizan malware para infectar nuestros equipos y hacerse con nuestra información personal. En estos ataques, los ciberdelicuentes suelen utilizar técnicas de ingeniería social para suplantar la identidad de entidades o personas conocidas con el fin de engañar a sus víctimas y obtener sus datos. Con ellos en su poder, tratarán de acceder en su nombre a distintos servicios. Los ataques de phishing suelen seguir este esquema: abrimos un correo electrónico o mensaje que parece enviar una persona o entidad de confianza; el mensaje solicita acceder a una web para facilitar información personal; la web parece legítima, por lo que facilitamos todos los datos solicitados, incluidos nombre de usuario, contraseña o número de identificación fiscal. A partir de ahí, los ciberdelincuentes tendrán a su disposición los datos necesarios para intentar suplantarnos, por ejemplo, en nuestras interacciones con el banco. También son habituales en este tipo de ataques los mensajes que nos anuncian que hemos ganado un premio y que debemos proporcionar una serie de información personal para poder acceder a él. En plena pandemia de covid-19, este tipo de ataques se ha sofisticado y utiliza este tema como gancho para hacerse con datos de usuarios. Desde archivos con supuestos consejos en vídeo para mantenerse a salvo de la enfermedad que ocultan software malicioso hasta cibercriminales que se hacen pasar por la Organización Mundial de la Salud, todo vale para romper la privacidad on-line de los internautas.Las especiales circunstancias que vivimos en la actualidad exigen que seamos más cuidadosos que nunca con nuestra información personal. Los ataques de suplantación de identidad no solo afectan a la víctima de la estafa, sino también a las personas u organismos por los que se hacen pasar los ciberdelincuentes, que se pueden ver envueltos en un problema de manera totalmente inadvertida. Existen algunas medidas que podemos tomar para mantener nuestros datos a salvo y evitar que terceros puedan contactar con otros en nuestro nombre o acceder a distintos servicios on-line haciéndose pasar por nosotros. - Utilizar siempre contraseñas robustas: tanto para acceder al perfil de la red social como a nuestras aplicaciones bancarias, la OSI explica que elegir una buena contraseña es fundamental. También lo es gestionar estas credenciales de manera adecuada, sin compartirlas con nadie, sin utilizar la misma para varios servicios y haciendo uso de gestores para recordarlas cuando las necesitemos. En este sentido, CaixaBank ha sido el primer banco del mundo en utilizar la identificación biométrica en las aplicaciones propias y el reconocimiento facial en cajeros, que evita tener que introducir el PIN para realizar reintegros. Además, la entidad cuenta con sistemas robustos para proteger los datos de sus clientes frente a los ataques de los hackers. - Evitar el phishing: lo mejor para no sufrir las consecuencias de un ataque de phishing que termine con el robo de nuestra información es evitarlo. Para ello, conviene fijarse en los mensajes y correos que se reciben y estar alerta ante contactos inesperados o respuestas que no se han solicitado. También es preciso analizar con detalle los correos, sobre todo los que nos piden introducir credenciales en una web externa con cualquier excusa, y recordar que un banco nunca nos pedirá nuestros datos por correo electrónico, mensaje de texto o teléfono porque ya los tiene. Conviene examinar la dirección de correo del remitente, no fiarse de peticiones urgentes que impongan plazos para modificar claves de acceso y comprobar que los enlaces incluidos sean legítimos. Con solo pasar el puntero del ratón por encima del texto del enlace, podremos ver la dirección web a la que dirige y comprobar si coincide o no con la que apunta el contenido del mensaje. Que su redacción sea incorrecta también debe alertarnos. - Aumentar el grado de privacidad de nuestros perfiles: en redes sociales, conviene configurar los perfiles de la manera más privada posible, con el fin de evitar que usuarios desconocidos accedan a nuestra información personal. La OSI también aconseja asegurarse de la identidad de cualquier usuario que nos quiera agregar como amigo para evitar que cualquiera tenga acceso a nuestra información personal, fotos o vídeos. - Revisar la política de privacidad: la OSI recuerda que, si nos fijamos en las condiciones de servicio de las redes sociales, sabremos el uso que hacen de nuestros datos, su tratamiento y almacenaje y si se comparten con terceros. Seguir estos consejos nos ayudará a preservar nuestra privacidad en internet. Una precaución que, en estos momentos, es más importante que nunca.

INNOVACIÓN
21 Febrero, 2019

El Clásico, un fenómeno global que revoluciona las redes sociales

Cada choque entre Real Madrid y F.C. Barcelona es seguido por millones de aficionados de todo el mundo, que generan una oleada de conversaciones a la que ponemos cifras en este reportaje En el mundo existen pocos acontecimientos deportivos que generen tanto interés como un Clásico. El choque futbolístico por antonomasia provoca tal impacto social a su alrededor que es muy difícil no sumarse a las conversaciones que preceden a uno de estos grandes encuentros entre el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona. Es normal, porque muchos de los momentos que más se disfrutan se dan antes o después del propio partido: es en esa charla de bar o a la entrada del trabajo cuando afloran las conversaciones sobre cada detalle de lo que está por pasar o de lo ya vivido. Hasta hace unos pocos años ese debate se quedaba esparcido en la barra de bar junto a las cañas, o al lado de la máquina de café de la oficina. Pero las redes sociales han cambiado la forma en la que disfrutamos de eventos deportivos como el Clásico, que ya se siguen tan intensamente dentro del estadio como fuera de él. Los datos nos lo demuestran.¿Quién no ha tuiteado su opinión sobre esa falta que no lo era? ¿Quién no ha generado un intenso debate en su muro de Facebook? ¿Quién no se ha podido resistir a hacerse un selfie mostrando su suerte al asistir en directo al choque? El fútbol y las redes sociales hacen tan buena pareja como en su día lo hicieron Butragueño y Hugo Sánchez – o Romario y Stoichkov-. Y los clubes lo han entendido perfectamente; de hecho, tanto Barcelona como Real Madrid dedican hoy buena parte de sus esfuerzos en comunicación a nutrir sus redes sociales. Últimas noticias, datos históricos, momentos destacados, anécdotas… Ser un incondicional de un club pasa también por seguirle en todos los perfiles digitales. La recompensa es un impacto mundial de la actividad del equipo que, en el día del Clásico, se convierte en una auténtica locura que rompe cifras record. Pongamos algunos números sobre el césped. La última vez que Real Madrid y Barcelona se cruzaron en un torneo de ida y vuelta fue en la Supercopa de España de 2017, concretamente el 13 y el 16 de agosto. Tanto en los días precedentes como en los posteriores a los partidos, la actividad de ambos clubes en redes sociales – y, por tanto, de sus aficionados-, creció enormemente. Según datos oficiales del Real Madrid, los vídeos compartidos a través de sus redes sociales alcanzaron un pico de más de 100 millones de reproducciones en un periodo de 10 días. En contexto, la Super Bowl de este año – el acontecimiento deportivo más seguido del mundo- se quedó en 98.000.000 millones de espectadores. Vale que hablamos de una sola jornada y de una plataforma, la televisión, completamente diferente. Pero aún así, la comparación nos ayuda a entender la relevancia que las redes, el fútbol y en este caso, el Real Madrid, han conseguido a nivel mundial.El Clásico ha trascendido ya las fronteras de España para convertirse en un partido de interés internacional. Así se explica que durante el choque de ida de la mencionada Supercopa de España de 2017, los blancos consiguieran en sus redes 32 millones de reproducciones de sus vídeos y 10 millones de interacciones en todo el mundo. Es precisamente el capítulo de interacciones uno de los grandes éxitos de las redes sociales, que han conseguido crear gigantescas corrientes de opinión y debates que, seamos aficionados o no, posiblemente terminaremos viendo cuando nos conectemos a nuestro perfil. Es difícil escapar a una oleada de 58 millones de interacciones con los diferentes canales durante el citado periodo de 10 días, entre comentarios, compartidos, likes y reacciones al contenido. Además, se da la paradoja de que España ya no ocupa el trono de país más forofo del Clásico – por lo menos en redes sociales-, un puesto que comparte con Estados Unidos, ya que ambos países supusieron el 15% - de media- de las reproducciones de los vídeos compartidos por el Madrid. La gran población hispana – que se acerca a los 60 millones de personas- y el creciente interés por el fútbol– lo que ellos llaman soccer- hace que cada vez se sigan más de cerca las competiciones europeas y los grandes clubes. Otro de los países que también están muy pendientes de los Clásicos es México, con el 14% de reproducciones, lo que lo convierte en el líder de los países completamente hispanohablantes en cuanto a seguimiento de estos partidos; desde luego, en la lista no pueden faltar Colombia o Peru, pero también se suman Brasil y Francia o los países árabes que más tradición futbolera tienen, como Marruecos o Argelia. Que el fútbol es ya un fenómeno que no conoce de fronteras o culturas lo demuestra India, un país donde el deporte rey es cada vez más seguido y donde el Clásico supone uno de los eventos más seguidos en rede sociales.  El país asiático generó en la Supercopa de 2017 una media del 7% de las reproducciones de los vídeos publicados por el Real Madrid. Un porcentaje grandísimo que hace unos años hubiera sido impensable.En la actualidad es muy fácil seguir todos los enfoques de un partido desde la comodidad de casa y a través de redes sociales. Los memes, tuits, mensajes de profesionales y protagonistas y los hashtags hacen que vivir un acontecimiento como el Clásico pase, también, por conectarse a las redes. Así que, aunque es imposible predecir quién ganará el siguiente clásico, lo que es seguro es que la próxima victoria sobre el eterno rival ya no se celebrará solo en Canaletas o Cibeles, también en los Trending Topics de Twitter y en los perfiles de Facebook e Instagram de millones de aficionados.

CORPORATIVO
09 Enero, 2019

La teoría de los 6 grados y la primera red social

Han existido muchas redes sociales a lo largo de la historia, es algo connatural al ser humano, al fin y al cabo somos seres sociales. Pero solo ha sido en tiempos recientes cuando estas redes se han podido informatizar y alcanzar un tamaño que hoy nos parece normal, pero que viéndolo en perspectiva es sencillamente impresionante. Porque según el investigador israelí Yuval Noah, los seres humanos estamos “programados” para poder relacionarnos, como máximo, con un círculo de 150 personas. Y aquí estamos, con largas listas de seguidores en Twitter, números cada vez mayores de “amigos” en Facebook y cientos, por no decir miles de contactos en Linkedin. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Que internet nació como una herramienta de comunicación es algo ampliamente conocido. En aquellos primeros años de la red de redes, allá por los 70, la principal forma de comunicación eran los correos electrónicos; décadas después llegarían los chats en línea o IRC, los foros… incluso en aquel internet de la antigüedad había lugares dedicados a quien quería encontrar pareja. Pero no es hasta 1997 cuando surge la que hoy está considerada como la primera red social digital de la historia, 6degrees.¿Por qué decimos que 6degrees es la primera red social alumbrada en internet? Aunque los mencionados chats, correos electrónicos o foros tienen características sociales – principalmente, que permiten la comunicación directa entre usuarios–, 6degrees fue la primera en reunir las características que hoy le presuponemos a una red social clásica como Facebook o Twitter: personalización del perfil propio, capacidad para compartir contenido y contribuir a la red, facilidad para conectar con otros usuarios y herramientas para comunicarnos en tiempo real. Todo eso era lo que ofrecía 6degrees, algo que hoy nos puede parecer muy básico pero que hace 20 años fue una pequeña revolución. ¡Un momento! Estamos dejando atrás una de las características más interesantes de toda red social y la que, precisamente, origina el nombre de 6degrees: la posibilidad de conectar y conocer personas que están fuera de nuestro círculo inmediato de amistades. En realidad, la “teoría de los 6 grados de separación” en la que se basó la primera red social es bastante antigua; en resumidas cuentas, defiende que todas las personas del mundo estamos conectadas unas con otras a través de una cadena de conocidos de, como máximo, 5 personas. Es decir, que para conocer a tu ídolo, digamos, el tenista Rafa Nadal, tan sólo tendrías que “tirar del hilo” y contactar con 3, 4 o 5 personas como mucho. Esta apetecible premisa es con la funcionan redes sociales modernas como Linkedin.Al filo de los años 2000, la red social 6degrees llegó a tener alrededor de un millón de usuarios. Esa cifra, que hoy nos parece irrisoria, abrió el camino a otras redes sociales como Live Journal, todavía muy activa. Aquel fue uno de los primeros “chispazos” de lo que hoy conocemos por blogosfera, una red social basada en blogs. Aunque hemos dicho que 6degrees fue la primera red social en ver la luz en internet, algunos expertos rebaten esta idea y apuntan hacia Friendster, fundada en el año 2002, como la primera gran red social –llegó a tener hasta 90 millones de usuarios en su mejor momento–, una que perfeccionaba todo lo visto en 6degrees y permitía crear una verdadera red de contactos. Si no te suena Friendster, tranquilo, esta red apenas fue conocida más allá de su lugar de origen, en Asia. La que seguro que te suena es MySpace, considerada la primera red social que se convirtió en fenómeno global. Tirando de nostalgia, hoy recordamos MySpace como una suerte de híbrido entre red social y blog personal, en el que la principal característica era la gran personalización que podíamos dar a nuestro “space” en la red. Aunque MySpace también fue muy usada en España por los primeros internautas, aquellos mileniales hoy ya crecidos recordarán con mucho más cariño a Tuenti.La red social Tuenti –reconvertida ahora en empresa de telefonía– fue lanzada a finales de 2006 y en apenas un par de años se convirtió en un auténtico fenómeno de masas en España. Si eras joven y social, tenías que estar en Tuenti. No es una exageración: para el año 2011 Tuenti representaba el 15% del tráfico web en España, superando a Google y Facebook, juntos. Para los españoles, Tuenti fue la primera red social adoptada masivamente, la que abrió la posibilidad de compartir un estado, subir fotografías del último fin de semana o compartir una canción o vídeo. Sí, para cuando Tuenti nació Facebook ya estaba ahí, pero la red social de Zuckerberg era todavía algo extraño para el internauta español. El resto, como se suele decir, es historia. Poco a poco fueron llegando YouTube, Flickr, Twitter, Instagram, Snapchat… y lo que antes fueron millones de usuarios se convirtieron en decenas, cientos y finalmente miles de millones de usuarios. Este pasado verano Facebook ya contaba con casi 2.200 millones de usuarios en el mundo –esto es casi un tercio de la población total– y YouTube estaba a punto de romper la barrera de los 2.000 millones.

INNOVACIÓN
13 Diciembre, 2018

Quiero iniciar un negocio on-line: ¿qué necesito?

¿Te gustaría emprender? ¿Has pensado en un negocio on-line? Ahora tienes la oportunidad. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 32% de los españoles ha comprado alguna vez a través de internet en los últimos meses. Y ahí podría haber estado tu propuesta. No importa el sector: los ciudadanos tienen, cada vez más, una vida virtual paralela a la real. Desde la alimentación hasta los créditos, una parte importante del consumo se hace ya desde la pantalla del móvil. Internet ofrece grandes oportunidades de negocio y, solo con un poco de ilusión, dedicación, esfuerzo y pasión por las nuevas tecnologías, puedes iniciar una aventura empresarial a través de la red.Un negocio es algo serio. Por eso, desarrollar un proyecto en el mundo digital supone, igual que para un negocio físico, establecer bien las bases sobre las que se sustentará cualquier decisión que tomes. El plan de empresa será la biblia a seguir. Ahí indicarás qué objetivos y estrategias tienes y cómo convertirás tu idea en realidad. También será necesario un plan de marketing que guie las acciones de comunicación para llegar al público objetivo. ¿Qué les dirás? ¿A través de qué canales? Eso lo decidirás en este documento. No es menos importante diseñar un plan de ventas para detallar la parte comercial. Y un plan financiero te ayudará a calcular qué fondos son necesarios, los gastos previstos y las fuentes de ingresos que te permitirán llegar al equilibrio y empezar a obtener beneficios. También debes tener muy en cuenta, antes de arrancar un proyecto a través de internet, cuestiones relacionadas con la organización, los recursos humanos y los aspectos legales. La nueva normativa que regula la protección de datos de los ciudadanos europeos (Reglamento General de Protección de Datos) es más exigente que nunca y requiere mayor atención para trabajar sin sorpresas —o sustos— legales.Como no puede ser de otra manera, el equipamiento tecnológico es fundamental a la hora de montar tu negocio en la red. Los emprendedores de tiendas virtuales o proyectos digitales cuentan con un sinfín de plataformas y servicios para desarrollar sus empresas. Página web. Tener una web es como alquilar un local en el mundo físico. Es sinónimo de estar ahí. Publicar la web es subir la persiana. Aunque, en este caso, la venta está abierta 24 horas y los clientes proceden de cualquier parte del mundo. En esta web figurará la información necesaria para presentar tu empresa. Cuantos más datos incluyas, mejor. Así le darás más motivos al usuario para que confíe en ti. La web también ofrecerá el catálogo de productos que se venden. ¡Es el escaparate! Para montar este punto de venta on-line será necesario reservar un nombre de dominio y contratar un alojamiento donde instalar un gestor de contenidos y un gestor de la tienda. Algunos nombres de herramientas muy conocidas son WooCommerce en Wordpress, Prestashop o Magento, aunque hay muchas más. En este punto es muy importante posicionar los contenidos de tu web para que los consumidores encuentren tus productos cuando realicen determinadas búsquedas en la red. La manera más eficiente de conseguirlo es haciendo un buen tratamiento del SEO (Search Engine Optimization) de tus contenidos, para lo cual tienes que titularlos y etiquetarlos correctamente en el CMS que utilices para darles mayor visibilidad en los motores de búsqueda utilizando determinadas palabras clave. Una herramienta muy útil para hacerlo es Google Trends, donde podrás localizar los términos de búsqueda más habituales. También puedes reservar parte de tu presupuesto de marketing para invertir en servicios de SEM (Search Engine Marqueting), que sitúan tus contenidos como anuncios en las búsquedas relacionadas con los productos o servicios que comercializas. Una de las barreras más frecuentes de entrada de los consumidores en el comercio on-line son los recelos sobre la fiabilidad de los proveedores y la calidad de los productos. Para vencerlos es importante establecer una política clara de devoluciones en caso de desacuerdo por parte del comprador. Cuanto más contundente y automática sea esta política, más confianza se genera. También es importante adquirir desde el inicio algún sello de confianza. El más conocido en España es confianzaonline. Igualmente, es determinante una buena política de transparencia en lo que se refiere a los datos de la empresa: nombre, inscripción el Registro, domicilio físico, etc. Pasarela de pago. Para recibir ingresos debes configurar un sistema fácil de usar y fiable para que los clientes puedan pagar el total del carrito. En este caso puedes contar con PayPal y con el TPV virtual de tu banco. Existen muchas opciones para cobrar a los clientes desde tu web, como las soluciones que ofrece Addon Payments, la solución de pago de CaixaBank para ayudar a los comercios a incrementar sus ventas por internet. Atención al cliente. El trato con el cliente marcará la diferencia entre adquirir productos y servicios a través de tu web o hacerlo en otra. Por eso, no hay que olvidarse de prestar especial atención a la relación con los clientes. Es interesante contratar un CRM que facilite la gestión de todos los datos que acumularás y las comunicaciones con ellos. Además, es imprescindible una estrategia de e-mail marketing que vaya acompañada de una herramienta potente para ejecutarla. En este apartado, en el comercio on-line es crítico solventar bien la logística para la entrega de los productos. Hay que combinar rapidez, fiabilidad, costes reducidos y flexibilidad en la entrega. Lo más recomendable es llegar a un acuerdo con una empresa de mensajería negociando el total del volumen de negocio que se les pueda ofrecer pero siempre pensando en el tipo de comprador que normalmente no está en casa ni tiene mucho tiempo para las recogidas. Redes sociales. En los últimos años, las redes sociales han entrado en la vida de la gente e, incluso, la han invadido. No se entiende el desarrollo de un proyecto digital sin la participación y comunicación a través de Facebook, Twitter o Instagram. Allí es donde se tirará el anzuelo que llevará a los clientes hacia el escaparate para que acabe usando la pasarela de pago. Es ideal trabajar la estrategia de redes sociales con herramientas que ayudan en la gestión, como Hootsuite, TweetDeck o Metricool. Analítica. En el entorno digital, es muy importante establecer unos buenos sistemas de control interno que nos permitan medir el impacto de las acciones de marketing y, especialmente, el retorno de las inversiones. Google Analytics es en este momento la herramienta más popular para medir los KPI (Indicadores Clave de Rendimiento) de cualquier negocio on-line y que permite controlar tanto el rendimiento de las inversiones como el comportamiento de los clientes. El emprendedor aventurero que tiene una idea y se lanza al mundo digital para hacerla evolucionar y ganar dinero con internet deberá convivir con muchas dificultades. Por eso, es recomendable buscar los mejores proveedores y un buen socio como, por ejemplo, Comercia Global Payments, que dispone de especialistas expertos en e-commerce que ayudan a encontrar las mejores soluciones. ¿Por qué no dejarse ayudar?

INNOVACIÓN
25 Octubre, 2011

LKXA ya está en las principales redes sociales

LKXA, la marca de “la Caixa” que agrupa la oferta de productos y servicios para los jóvenes de hasta 26 años, ha creado su perfil en la red social Facebook y, de esa manera, completa su presencia en las principales redes sociales. A través de Facebook, LKXA informará de las novedades y ventajas del programa y, gracias a la interactividad de esta red social, recogerá la opinión de los clientes para poder incorporar mejoras. Además, está previsto ofrecer contenidos y sorteos exclusivos a través de este canal. LKXA ya cuenta con experiencia en el terreno de las redes sociales. Está presente en Twitter desde hace algo menos de un año y cuenta con más de 7.000 seguidores que están puntualmente informados de las numerosas ofertas que genera LKXA. 40.000 descargas de la aplicación móvil Otro importante canal de comunicación tecnológico de LKXA es su aplicación para teléfono móvil, que está disponible desde marzo. En seis meses, 40.000 usuarios han descargado la aplicación que informa de todo el contenido financiero y no financiero del programa LKXA y que también ofrece contenidos exclusivos. La aplicación funciona en la mayoría de terminales móviles, incluidos el i-phone y el i-pod touch donde se ha incluido un servicio con geolocalización que permite localizar las ofertas LKXA disponibles en los comercios más cercanos al usuario, tanto en un mapa como mediante Realidad Aumentada. Estas aplicaciones son gratuitas y están disponibles en CaixaMóvil Store.

INNOVACIÓN
14 Octubre, 2010

“Online Community”, la red social para empresas y autónomos

”la Caixa” ha puesto en marcha “Online Community CaixaEmpresa”, la primera red social para clientes de una entidad financiera en España. Esta nueva iniciativa 2.0 está diseñada para permitir que empresas y autónomos vinculados a ”la Caixa”den visibilidad a su negocio y tengan acceso a posibles nuevos socios, clientes o proveedores. “Online Community CaixaEmpresa” se ha creado como una red exclusiva ya que los clientes tendrán que recibir una invitación enviada por su oficina y que tendrán disponible en Línea Abierta. Uno de los valores añadidos de esta comunidad online es la fiabilidad de la información que se ofrece sobre los miembros, puesto que todas las empresas que se unan a la red serán clientes de ”la Caixa”. Esta comunidad virtual de empresas de ”la Caixa” es pionera a nivel internacional. Entre los principales servicios de la “Online Community CaixaEmpresa”, destaca que los usuarios dispondrán de varios recursos para reforzar su visibilidad en la red. Las empresas y autónomos dispondrán de una página personal y otra para su negocio. La página de negocio será pública y está dotada de recursos para enriquecer los contenidos, como vídeo, imágenes, mapa de localización o descarga de documentos. En cuanto al perfil personal, los propios usuarios serán quienes decidan si quieren hacerlo visible sólo para sus contactos o para toda la comunidad. La red social también dispone de un servicio de mensajería interna para facilitar la comunicación entre los usuarios conectados entre sí y también entre los empleados de una misma empresa, y de un buscador que ofrece la posibilidad de indicar áreas o temas de interés para facilitar la búsqueda de contactos con necesidades o intereses comunes. Es la segunda red social que la entidad pone en marcha. La primera, fue Virt@ula que empezó en 2009 para potenciar la interrelación entre los empleados de la entidad con finalidades formativas y también de negocio. La entidad apuesta por el desarrollo de la Web 2.0 y está potenciando diversas iniciativas en esta área, como la publicación de vídeos en el canal YouTube de ”la Caixa”, o el uso de Twitter, Facebook, Tuenti, Flickr o Linkedin para la difusión de novedades y ofertas del programa para jóvenes LKXA y de ServiCaixa.

INNOVACIÓN
15 Julio, 2010

Web 2.0, també a l’empresa

La web 2.0 ha adquirido un enorme protagonismo en nuestras vidas cotidianas y también en la opinión pública. Términos como “blog”, “tweet” o “YouTube” son hoy ampliamente conocidos. Sin embargo, todavía no se habla mucho del impacto que las redes sociales pueden tener en el ámbito profesional. Lo cierto es que las herramientas 2.0 tienen mucho que aportar al mundo de la empresa. “la Caixa” ha sido una de las pioneras en este campo en España y, entre los proyectos de mayor éxito, destaca el caso de Virt@ula, una red social creada para la comunidad de empleados de la entidad, formada por 25.000 personas. Un año después de su creación, más del 70% de los profesionales de “la Caixa” ha accedido a Virt@ula 2.0. La plataforma se ha convertido en una comunidad virtual en la que los empleados son los verdaderos protagonistas. En ella se comparte información y conocimientos mediante blogs, foros, wikis o vídeos. Muchas unidades organizativas y personas entienden Virt@ula como una herramienta profesional de uso habitual para sus procesos de comunicación, y también de intercambio de experiencias, generación de conocimiento y debate interno, abriendo el abanico de sus posibilidades mucho más allá de los conceptos de formación y aprendizaje. Virt@ula 2.0 recopila gran cantidad de recursos, entre los que destaca una biblioteca con cientos de documentos didácticos de todo tipo de temas (fiscalidad, habilidades relacionales, inversiones, nuevos productos financieros, tecnología, etc.) aportadas por la propia entidad y también por los empleados. En conjunto, suponen miles de horas de formación especializada que están accesibles las 24 horas del día a través de Internet.

INNOVACIÓ
26 Febrero, 2010

2.0

Web 2.0 es un concepto introducido por Tim O'Reilly en el año 2005 y para el que no existe una definición única y homogénea, pero que está provocando una revolución en los contenidos de la red y en la forma de gestionarlos. “la Caixa” continua su apuesta por la innovación con la búsqueda y creación de nuevas propuestas para buscar la interacción con sus clientes. En mayo de 2008, “la Caixa” creó su propio canal en YouTube, donde se pueden encontrar más de 350 vídeos sobre la entidad. En el canal YouTube de “la Caixa” hay vídeos sobre productos y servicios financieros como CaixaProtect (una garantía gratuita para todas las tarjetas de “la Caixa” que protege a los clientes ante operaciones fraudulentas) o Premi@ (un servicio exclusivo de “la Caixa” que permite a los comercios crear su propio programa de fidelización a través del datáfono de "la Caixa"). También hay vídeos de formación financiera, del programa para jóvenes LKXA, sobre servicios móviles, servicios de CaixaEmpresa y de la Obra Social. Actualmente, la plataforma YouTube se ha convertido en un referente audiovisual de Internet. Según datos de este portal, los videos de “la Caixa” han tenido más de 450.000 reproducciones. Este formato audiovisual ayuda a explicar las ventajas de los servicios y productos de “la Caixa”, y le permite dirigirse a una audiencia global. “la Caixa” también dispone de una las mejores plataformas de aprendizaje virtual para sus empleados. Esta plataforma destaca por la innovación continua, y por incorporar las últimas novedades y tendencias de Internet. Virt@ula 2.0 se basa en las funcionalidades de Internet y pretende fomentar que los propios empleados se conviertan en profesores para sus compañeros en aquellos temas que mejor dominan. Por este motivo, se han incorporado los recursos de la Web 2.0 como blogs, foros, wikis, plataformas de vídeos y espacios donde realizar sesiones de formación en directo.

INNOVACIÓN